Carta de las Mujeres de la Comisión Europea

COMISION EUROPEA. BRUSELAS-2010COMUNICADO DE LA COMISION

Carta de las Mujeres. Un compromiso intensificado por la igualdad de mujeres y hombres

Declaración de la Comisión Europea con ocasión del Dia de la Mujer-2010, conmemorando el 15 Aniversario de la adopción de la Declaración y Plataforma para la Acción surgida de la Conferencia Mundial de la Mujer, organizada por Naciones Unidas en Pekín y el Treinta(30) aniversario de la Convención de Naciones Unidas para la Eliminación de Cualquier Forma de Discriminación contra la Mujer:

Introducción

La igualdad entre mujeres y hombres es un derecho fundamental, consagrado en el Artículo 2 del Tratado de la Unión Europea y de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión. Es uno de los valores comunes en que se funda la Unión Europea.

La cohesión económica y social, el crecimiento sostenible y la competitividad, así como hacer frente al desafío demográfico van a depender de la igualdad real entre mujeres y hombres.

Europa ha logrado (realizar) notables progresos en la igualdad entre hombres y mujeres en las pasadas décadas: se ha tomado en serio el compromiso, ha puesto en marcha asociaciones y ha combinado recursos e instrumentos -legales, políticos y financieros- para que se produzca el cambio (efectuar o producir un cambio). Hoy día, se gradúan en la universidad más chicas que chicos. Hoy más mujeres que nunca forman parte de la fuerza de trabajo en Europa. Hoy en Europa sus talentos se ven realizados y se utilizan más sus habilidades.

Sin embargo, existen obstáculos para una igualdad real.

Con ocasión del 15 aniversario de la Conferencia Mundial de Naciones Unidas sobre la Mujer en Pekín reiteramos y fortalecemos el compromiso de la Comisión Europea para hacer realidad la igualdad entre mujeres y hombres. Lo haremos fortaleciendo la perspectiva de género en todas las políticas durante todo el mandato y adelantando medidas específicas para promover la igualdad de género. Prometemos dedicar los recursos necesarios para lograrlo.

En particular, los siguientes principios de igualdad entre mujeres y hombres sostendrán (apuntalarán) las acciones de la Comisión europea durante el presente mandato:

1. Igual independencia económica:

La discriminación, los estereotipos educativos, la segregación del mercado laboral, las condiciones de empleo precario, el trabajo involuntario a tiempo parcial y la desequilibrada distribución de las responsabilidades de cuidados con los hombre afectan las opciones (decisiones, elecciones) de vida y la independencia económica de muchas mujeres.

Reafirmamos nuestro compromiso para asegurar la total realización del potencial de las mujeres y el uso pleno de sus habilidades para facilitar una mejor distribución de género (en el) del mercado de trabajo y más trabajos de calidad para las mujeres. Promoveremos decididamente (con resolución) la igualdad de género en la estrategia para Europa-2020, considerando objetivos cuantificables allí donde sea oportuno, y promoveremos oportunidades genuinas para que tanto las mujeres como los puedan gozar de un equilibrio s entre vida y trabajo.

2. Igual paga para igual trabajo y trabajo de igual valor

Las mujeres en la Unión Europea todavía ganan de media un 18% menos que los hombres por cada hora trabajada (por hora de trabajo). Tienen menos recursos en su vida laboral y en el retiro, enfrentan mayores dificultades en acceso a la financiación y están más afectadas que los hombres por todas las formas de pobreza, incluida la laboral.

Reafirmamos nuestro compromiso para una movilización enérgica de todos los instrumentos, legislativos y no legislativos, para cerrar esta diferencia salarial de genero. Es un coste que Europa no puede permitirse. Junto con los 27 estados miembros de la UE, trabajaremos para que se reduzca en la Unión Europea de forma significativa este diferencial de género en cuanto a la paga, hasta el término del mandato de esta Comisión.

3. Igualdad en la toma de decisiones:

Las mujeres todavía no tienen total acceso a una participación proporcional en el poder y la toma de decisiones. El equilibrio de género en la toma de decisiones y en la vida política y económica en los sectores público y privados, ayudará a Europa a configurar políticas más eficaces y a desarrollar una sociedad basada en el conocimiento con sensibilidad de género y a crear una democracia más fuerte y próspera.

Reafirmamos el compromiso a buscar una representación más justa de mujeres y hombres en las posiciones de poder en la vida publica y en la economía. Utilizaremos nuestros poderes incluyendo las medidas de incentivos de la Unión para promover un mayor participación de las mujeres en puestos de responsabilidad.
En nuestro mismo nivel nos comprometemos a nace de las mujeres, la paz, la seguridad y eld todo tipo de esfuerzos para mejorar el equilibrio de género dentro de la Comisión.

4. Dignidad, Integridad y Fin de la violencia de Género:

El total disfrute de los derechos fundamentales de las mujeres es una parte inalienable, integral e indivisible de los derechos humanos y es esencial para el avance de mujeres y niñas , para la paz, la seguridad y el desarrollo. La violencia de género, incluyendo aquellas prácticas tradicionales dañinas, constituye una violación de los derechos fundamentales, en particular de la dignidad humana, del derecho a la vida y del derecho a la integridad de la persona. Esta violación impide el ejercicio de la autonomía vital.

Reafirmamos nuestro compromiso para asegurar que el respeto a los derechos fundamentales es el nucleo de nuestras actividades. Nos comprometemos a realizar esfuerzos para eliminar las desigualdades de género en el acceso a los cuidados y condiciones de salud.

Europa no tolera la violencia de género. Aumentaremos los esfuerzos para erradicar cualquier forma de violencia y proporcionar apoyo a los afectados.

Instituiremos un marco de políticas y programas comprensivos y efectivos para combatir la violencia de género. Fortaleceremos las acciones para erradicar la mutilación genital femenina y otras formas de violencia, incluso a través del código penal, dentro de los límites de nuestros poderes.

5. Nuestra ambición no se limita a las fronteras de la Unión.

La igualdad de género debe ser completamente incorporada a la política exterior para promover el avance y la independencia económica y social de mujeres y hombres por todo el mundo. La UE se compromete a promover la igualdad de género en todos los contextos, incluidos los países en conflicto y en post-conflicto. Reducir las desigualdades de género, enfrentar la violencia de género y promover los derechos de las mujeres es esencial para el desarrollo sostenido de las sociedades democráticas.

Reafirmamos el compromiso para una búsqueda vigorosa de la igualdad de género también en las relaciones con terceros país, aumentar la conciencia sobre los derechos de la mujer e impulsar la aplicación de los instrumentos internacionales existentes.

Promoveremos y fortaleceremos la cooperación con las organizaciones regionales e internacionales para avanzar en la igualdad de género, utilizando ampliamente todas las herramientas e instrumentos disponibles. Apoyaremos a los agentes estatales y no estatales en sus esfuerzos por promover la igualdad de género en los países participantes (comprometidos?).

Declaramos nuestra disposición a trabajar por la igualdad e género en colaboración con todos los implicados, incluida la sociedad civil, a nivel nacional, europeo e internacional, especialmente sobre aquellos principios establecidos en esta Carta. Presentaremos una nueva estrategia para la igualdad entre mujeres y hombres del 2010 hasta que termine el mandato de esta Comisión, presentando informes periódicos sobre su aplicación.

Reafirmamos nuestro compromiso personal y colectivo para una Europa de calidad entre mujeres y hombres, para una vida mejor y un futuro sostenible para todos.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el envío de spam.