Una usuaria del Centro de Día para Mujeres Inmigrantes en Valencia, denuncia actos de racismo y xenofobia sufridos al buscar un empleo

Comprometidas en la defensa de los derechos de las mujeres inmigrantes residentes en España, nos hacemos eco a la denuncia de una de nuestras usuarias, quien en días pasados fue víctima de un acto racista, xenófobo e intolerante. Consuelo, una mujer de 40 años de origen colombiano, llegó hace un año y medio a España, huyendo del conflicto y las desigualdades de su país. Aunque su partida fue difícil, llegó a Valencia con el ánimo de buscar un trabajo que le permitiera cumplir sus sueños, educar a sus dos hijos y ayudar económicamente a su padre, a quien con lágrimas en los ojos le dijo adiós.

Esta es la historia de una de las tantas mujeres que sufren segregación laboral solo por el hecho de ser inmigrantes. Consuelo escuchó por otra compañera una oferta laboral para trabajar de interna en una casa. Animada por encontrar trabajo se puso en contacto, pues como muchas mujeres inmigrantes en este estado de alarma, se ha quedado sin empleo. Por fortuna para ella, cuenta con un permiso de trabajo por 6 meses. Tras esperar entusiasmada en el teléfono una respuesta positiva, la compañera que le había servido de puente para este empleo, apenada, le dice: “la señora necesita una chica, pero que sea blanca”.

Sorprendida, no supo qué decir. Solo quiso grabar su testimonio para denunciar los hechos. Así fue como nos llegó su grabación, en la que narra su historia y en la que evidencia la discriminación que sufrió por ser negra, pues cumplía con todos los requisitos para optar por el trabajo, incluso cuenta con estudios socio-sanitarios que le brindan todas las cualificaciones para obtener el trabajo. Hoy, primero de mayo, día internacional del trabajo, nos hacemos eco de este hecho, sumando a las diferentes reivindicaciones sociales y laborales a favor de las clases trabajadoras.

Es necesario que la sociedad española conozca y se sume a las voces de denuncia y protesta para dar solución a las situaciones de discriminación y desigualdad que sufren muchas mujeres inmigrantes, no solo por razón de género, sino también por razón étnica. Una múltiple discriminación que limita el acceso a sus derechos y obstaculiza su integración socio-laboral. Nos sumamos también para alzar la voz por esas otras mujeres, aquellas que por su situación irregular se quedan no sólo al margen del mercado laboral, sino de sus derechos políticos, sociales y económicos.

No seremos cómplices de actitudes intolerantes que siguen estando presentes. No permitiremos que se establezca ningún tipo de jerarquía y superioridad de unos sobre otros en función de la nacionalidad o pertenencia étnica. A menudo vemos acciones de criminalización del colectivo de personas inmigrantes, que mantienen estereotipos y prejuicios que perpetúan aún más el racismo. Porque las mujeres inmigrantes tienen voz, hoy nos sumamos a su voz y su denuncia, desde el Centro de Día para Mujeres Inmigrantes, seguiremos trabajando desde nuestros programas para el fomento de la sana convivencia, la interculturalidad y la integración real de las mujeres inmigrantes.

Información del programa: La Fundación de Familias Monoparentales Isadora Duncan inició en el año 2019 el primer Centro de Día para Mujeres Inmigrantes en Valencia, un programa que se desarrolla desde hace 15 años en León, ciudad de origen de la fundación. En Valencia, en alianza a la Asociación por Ti Mujer, el programa ofrece una atención integral a mujeres inmigrantes, brindando servicios gratuitos de asesoría psicosocial, jurídica, laboral, talleres de formación y sensibilización.

El objetivo es promover la cohesión social mediante la integración de las mujeres inmigrantes y sus hijos/as, favoreciendo su autonomía personal y familiar, social, comunitaria y económica, así como impulsar el conocimiento, la prevención, la sensibilización de la violencia hacia las mujeres inmigrantes (de género, trata de personas con fines de explotación sexual y laboral y otras formas de violencia) a profesionales y población en general.

El programa está subvencionado por la Dirección General de Inclusión y Atención Humanitaria, del Ministerio de Inclusión,Seguridad Social y Migraciones y por el Fondo de Asilo, Migración e Integración.

Más información: Diana Ximena Tutistar
Delegada en Valencia de la FFM Isadora Duncan
Mail: diana@isadoraduncan.es

Puedes hacer comentarios con tu perfil de Facebook