Las mujeres serán las más afectadas por la crisis

Un estudio realizado por Mark Smith, de la Grenoble École de Management en mayo de 2009 – por encargo de la Comisión Europea y la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Igualdad de Oportunidades – asevera que lo peor de la crisis está por venir y que serán ellas las más afectadas, "pues son las mujeres las que se concentran en trabajos flexibles, a tiempo parcial, peor pagados y de más corta duración".

Esto se agrava si se tiene en cuenta que la mayoría de los hogares monoparentales tienen a una mujer de cabeza y sustentadora de la familia. Y para las familias con doble ingreso, cuando es el hombre el despedido, la mujer – en promedio, peor remunerada – es la que pasa a sustentar el hogar.

Si la situación económica general no pinta bien, la perspectiva para las mujeres es aún peor: el resquebrajamiento económico con su reducción del 5% del producto interior bruto europeo y las medidas para solventar la crisis -que no diferencian entre ciudadanos y ciudadanas- podrían llevar a paralizar, si no a borrar, los progresos hechos en cuanto a las políticas para incrementar la igualdad de géneros.

Según Smith, es alto el riesgo de que se replanteen las "costosas medidas implementadas para apoyar el ingreso o el reingreso de las mujeres a los mercados laborales". A estas alturas del siglo XXI un 42 por ciento de la población europea piensa que -de tener que decidir entre él o ella en tiempos de escasez- es el hombre el legítimo titular del puesto de trabajo. Muchas veces son las mujeres las primeras en ser echadas a la calle, pues los empleadores creen, según una ley no escrita, que siempre hay un hombre detrás de cada mujer.

El estudio de Grenoble recomienda tener en cuenta los diferentes puntos de partida de ambos sexos y aceptar que las mujeres están más expuestas a la inseguridad económica. Y, cuando se trate de definir nuevas políticas, "reconocer que existe un aspecto de género en esta crisis y que éste es muy fuerte", como exige el Lobby Europeo de Mujeres.

Fuente: Deutsche Welle

Puedes hacer comentarios con tu perfil de Facebook